Programa de Visitas a Centros Penitenciarios

Este Proyecto se realiza a nivel grupal, en terapias de autoayuda y solidaridad dentro de la cárcel, bajo la dirección de un coordinador entrenado; y a nivel individual, tratando a cada persona, con necesidades y demandas y a nivel familiar, tratando con las familias de los jóvenes, apoyando su relación y contacto.
Este programa lleva funcionando de una forma estable y en colaboración con Instituciones Penitenciarias desde hace varios años, teniendo miembros de la asociación, acceso a diferentes centros penitenciarios.

 

Se realizan visitas a centros penitenciarios para realizar entrevistas de apoyo social a presos del centro y asistencia en necesidades básicas a familiares de presos sin recursos, totalmente gratuito, oferta de plazas en centro REMAR para el cumplimiento alternativo de condenas en sistema de internación en reclusos con perfiles adictivos, oferta de plazas en centro REMAR para el cumplimiento alternativo de condenas con trabajos en beneficio de la comunidad, cumpliendo horas diarias en centro de laborterapia y talleres REMAR.

Este programa funciona de una forma estable y en colaboración con instituciones penitenciarias con quienes tenemos convenio para la realización de cumplimientos de condenadas como el “TBC” (Trabajos en Beneficio de la Comunidad). Al comenzar a trabajar en el mundo de la exclusión social, resulta prácticamente imposible no encontrarse con personas que tienen incidencia en asuntos penitenciarios, ya que de forma especial en medios marginales se da una tendencia a la delincuencia. Es por eso que en su día REMAR decidió poner en práctica una serie de actuaciones específicas en búsqueda de ayuda a personas con problemas penitenciarios. Entre estas actuaciones podemos distinguir dos líneas claramente diferenciadas: a) La visita a los centros penitenciarios para el seguimiento de internos; b) La posibilidad del cumplimiento alternativo de las condenas en nuestros centros. Se pretende colaborar con el funcionariado en el objetivo primario que debe regir en toda institución penitenciaria, y que consiste en preparar al interno para que en el futuro no vuelva a delinquir y por ende, a ingresar de nuevo en prisión. Igualmente, se pretende aprovechar el tiempo en que las personas están cumpliendo condena para poder comenzar un tratamiento de rehabilitación o de cambio de conducta en su vida. Además intentamos ayudar a los internos a superar la penosa circunstancia de la privación de libertad. En la actualidad se están realizando visitas periódicas en Álava, Asturias, Barcelona, Burgos, Cádiz, Canarias, Guipúzcoa, Madrid, Palencia, Sevilla y Valencia, y la visita esporádica en otras provincias, consiguiendo resultados altamente satisfactorios, y teniendo una aceptación amplia y creciente en todos los centros en los que ha sido aplicado, estas acciones son posibles con la colaboración de nuestra contraparte local de REMAR en cada ciudad.

Beneficiarios

Se han atendido durante el 2018 a 16.800 reclusos y reclusas de las prisiones españolas.Un total de 16.800 personas en cumplimiento de condena en servicios a la comunidad.