El comienzo de un programa familiar está supeditado a brindar un servicio de estancias para una habitabilidad normal y servicios generales de cocina, lavandería, comedor y lugares de esparcimiento, realización de charlas que pretenden la normalización de la relación de esposos, padres e hijos, atención a problemas personales específicos, orientación en diversas áreas, existencia de un ambiente propicio, cuidado en la educación de los hijos, etc.

Tener un techo es una de las primeras necesidades que hemos empezado a cubrir. REMAR cuenta con centros de acogida y/o protección para diferentes colectivos. Nuestro anhelo es la formación de personas ejemplares que sean útiles a la sociedad y creemos que esta labor ha de empezar en el núcleo social básico y primario que es la familia. Estos hogares no sólo cubren la necesidad de vivienda, también proporcionan cuidados, alimentación, formación y capacitación, protección, vestido, educación a niños huérfanos, en situación de abandono o entregados por las autoridades por malos tratos o diversos problemas.

Beneficiarios

Amparadas 120 familias que actualmente viven en nuestros 20 centros de acogida en España, brindada la estancia necesaria para una habitabilidad normal y los servicios generales de un hogar, suplidas las necesidades alimentarias, sanitarias, de vestimenta, etc. Sin costo alguno. La mayoría de estas familias son las que han superado etapas anteriores en el centro, otras que se encuentran en situación de emergencia o extrema pobreza, personas que contraen matrimonio durante su estancia en el centro y deciden quedarse para seguir colaborando con otras personas que también lo necesitan. Cabe resaltar que colaboramos con REMAR contraparte local con 258 centros de atención a la familia en todo el mundo que beneficia a más de 4,000 personas.