El programa es el conjunto de actuaciones dirigidas a mejorar las condiciones sociales de las personas y familias que se encuentran en situación de exclusión social, posibilitando su integración social a través de la cobertura de necesidades básicas como recursos intermedios hasta recomponer la situación socioeconómica.

Nuestro programa va dirigido a las personas y familias que se encuentran en situación de exclusión o riesgo de estarlo, aquellas que aún teniendo un empleo, este no esta garantizando su estabilidad social (una vivienda, alimento), no llegan a final de mes, y por tanto la calle o los recursos sociales, se han convertido en su realidad más inmediata.

El programa da prioridad a dos espacios: la calle como sistema de habitabilidad de las personas sin hogar, y las viviendas inclusivas que ponemos a disposición como un recurso de primera necesidad y un derecho humano y universal para poder mejorar el proceso de integración social de las personas y familias que están en esta situación de exclusión temporalmente. Los beneficiarios de este programa pueden: Recibir cobertura de necesidades básica: alimento y ropa a través del reparto de alimentos. Acceder también a nuestras viviendas inclusivas, desde donde realizamos una atención más específica y especializada a través del proyecto social individual o familiar que realiza la trabajadora social, para posteriormente iniciar la búsqueda de un empleo o un mejor empleo, formación en paralelo, gestión de recursos sociales que puedan complementar el salario u otras ayudas de carácter social sobre todo si hay hijos en la unidad familiar, búsqueda de vivienda o inserción en otros programas de vivienda social públicos.

Con la colaboración de: