El proyecto de continuidad, se describe como el espacio destinado a garantizar la seguridad alimentaria como derecho humano fundamental, para las personas, hombres y mujeres en situación de exclusión grave (sin hogar, viviendas inseguras (Clasificación ETHOS UE) favoreciendo además la integración e inclusión social mediante actividades innovadoras como son: la participación comunitaria en la red de huertos urbanos del distrito de Carabanchel, y actividades complementarias.

Con la financiación de la Comunidad de Madrid: