El proyecto, con fecha de inicio en enero de 2019, se describe como el conjunto de actuaciones llevadas a cabo con población en situación de exclusión social grave con el objetivo de poder apoyar el proceso de resocialización mediante el conjunto de acciones multitarea, tanto en cobertura de necesidades básicas en calle como la derivación a recursos especializados, de acogida, formación etc. El proyecto interviene desde diferentes espacios y por tanto realidades sociales de la Comunidad de Madrid.

Esperamos que sean 550 personas beneficiarias in situ con los siguientes perfiles: Población adulta, jóvenes emancipados, personas de la tercera edad, familias numerosas o monoparentales con dificultades económicas motivadas por situaciones extraordinarias o circunstanciales, población sin techo, desahuciada y desempleados de larga duración que por diversos motivos no acceden o no utilizan los recursos municipales.

Con la financiación de: