Nuestro programa aborda la situación de exclusión actual, como el fenómeno multidimensional que viven las personas y familias de la región como consecuencia de una crisis que ha provocado un empeoramiento de las condiciones de vida motivada principalmente por la pérdida de renta dado lugar al surgimiento de vulnerabilidades ligadas al espacio vital y su mantenimiento.

Nos referimos a los problemas relacionados con la pérdida de la vivienda (hipotecada o en alquiler) por la imposibilidad de pago de la misma, o a la denominada pobreza energética en los hogares, entendida como la imposibilidad de atender a los suministros básicos de electricidad, combustible o agua, que permitan mantener el espacio del hogar en unas mínimas condiciones de confort y habitabilidad.


Nuestro objetivo es promover la inclusión social y la lucha contra la pobreza de las personas y colectivos en situación de urgencia social mediante la atención social, cobertura de necesidades básicas, acogida temporal garantizando en todo momento los derechos humanos de las personas, así como incorporación de medidas de igualdad de oportunidades que proporcionen soluciones a la situación de urgencia detectada.

Con el desarrollo de este programa y gracias a la ayuda brindada por el Gobierno de Canarias hemos conseguido atender a un total de 333 personas,138 en las Palmas, 82 en Lanzarote y 113 en Tenerife.


Con la financiación del Gobierno de Canarias: