Nuestro programa aborda la situación de exclusión asociada al consumo de drogas en su etapa de reincorporación social. Brindando espacios de acogida atemporales cuando los usuarios están finalizando su rehabilitación y carecen de apoyo social y familiar que permita insertarse a la vida social. El recurso que facilitamos consiste en plazas de acogida en recursos de alojamiento compartidos y con acompañamiento permanente de profesionales desde donde se facilita una atención continua desde una perspectiva multidimensional y complementada con el tratamiento que tienen que seguir realizando, así como con otras actuaciones formativas.

El programa cuenta con 4 recursos de alojamiento para la reincorporación social, con un total de 53 plazas. El 100% de las plazas están dirigidas a hombres.

Objetivo general del programa es, la reincorporación social de las personas que se encuentran en fase de recuperación/rehabilitación ofreciendo un núcleo de convivencia estable, así como herramientas de formación y orientación para adquirir habilidades que permitan y faciliten el mantenimiento de la abstinencia y la incorporación a la sociedad.

El programa prevé tres objetivos específicos: Brindar espacios de convivencia a las personas que se encuentren en la última etapa de rehabilitación. Mantener la abstinencia a través de actuaciones que favorezcan desarrollar sus habilidades sociales y sus capacidades intelectuales. Y, Trabajar el proceso de incorporación simultáneamente a través de atención y orientación social individual y grupal.

Beneficiarios

Lograda la asistencia de 500 personas con problemas de adicciones y sin recursos distribuidos en nuestros 25 centros, con estancias de internación y con un éxito del 69% sobre los casos atendidos. Debemos señalar que a nivel internacional colaboramos con REMAR contraparte local, creados 540 centros donde son beneficiados más de 8,000 personas con problemas adictivos y de escasos recursos.