Igualdad, superación y autodeterminación: Identificación de la violencia de género a través de la igualdad de oportunidades para mujeres en situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social, beneficiarias de nuestro servicio de ayuda alimentaria.

El gobierno de La Rioja ha subvencionado un proyecto para Mujeres en situación de vulnerabilidad, riesgo de exclusión, víctimas de violencia de género para este año. Consiste en brindar a las mujeres que tenemos identificadas y que son atendidas desde varios de nuestros servicios y actuaciones, un espacio para poder exponer, informarse, intercambiar experiencias, conocimientos y sobre todo para empoderarse y sentirse seguras para poder expresar cualquier tipo de dificultad, necesidad o violencia de la que puedan ser víctimas directas o indirectamente.

Se ha creado este proyecto con el objetivo de capacitar a las mujeres para detectar posibles casos de violencia de género, saber cómo actuar y conocer los recursos públicos y privados existentes.

El empobrecimiento femenino, el desconocimiento de la víctima de violencia de género, el miedo y la incertidumbre… todos son elementos que hacen permanecer a la mujer en un estado más vulnerable.

Principal ODS en el que impacta el proyecto.

Objetivo 5: Lograr la igualdad entre los géneros y empoderar a todas las mujeres y las niñas. La pandemia también ha conducido a un fuerte aumento de la violencia contra las mujeres y las niñas. Con las medidas de confinamiento en vigor, muchas mujeres se encuentran atrapadas en casa con sus abusadores, con dificultades para acceder a servicios que están padeciendo recortes y restricciones. Los nuevos datos muestran que, desde el brote de la pandemia, la violencia contra las mujeres y las niñas (y, especialmente, la violencia doméstica) se ha intensificado.

La desigualdad de género y la pobreza, son dos formas de discriminación y no igualdad en la sociedad; perjudican tanto los derechos humanos, como el bienestar de los individuos como su habilidad de vivir desarrollándose en la sociedad. La sociedad en la que vivimos está inmersa en un constante avance para abordar la igualdad de género, aunque aún no es suficiente, las mujeres se encuentran en posiciones más desfavorables que los hombres, por lo que tienen un mayor riesgo de sufrir pobreza. Además, aquellas mujeres en situación de pobreza están más expuestas a múltiples riesgos, durante los últimos años se está comenzando a usar el término “feminización de la pobreza”, que se debe al aumento del porcentaje de mujeres que viven en pobreza, vinculado al creciente número de hogares encabezados por mujeres.

El pasado año 2021 desarrollamos este proyecto junto con un grupo de 12 mujeres beneficiarias de estos recursos.

En Remar se trabaja con un numeroso grupo de mujeres, durante el 2021 atendimos a un total de 158 mujeres, tanto niñas como mujeres (madres de familia), usuarias de nuestros; durante el año 2021, un total de 353 personas fueron usuarias de nuestros recursos por lo que las mujeres han supuesto un 44,76% de nuestro perfil principal de trabajo.