Atención integral a personas extranjeras: emergencia e integración social, financiado por la Junta de Andalucía

El fenómeno de la inmigración ha existido siempre no siendo ajeno al contexto social, político y económico. De hecho, es el contexto económico el que más influye en la visión que los ciudadanos autóctonos tienen de la migración y sus esfuerzos para integrarlos van a depender del mismo. Es habitual ver como los inmigrantes pasan de ser necesarios y aceptarlos gran parte de la población porque vienen a trabajar a verlos como una amenaza porque quitan el trabajo en épocas de crisis, situación en la que estamos actualmente. Las personas extranjeras tienen una situación de desventaja o exclusión por el hecho de serlo. A este factor de exclusión, hay que añadirle otros como son la economía, el desamparo institucional, el idioma, la falta de apoyo social, la falta de vivienda o infravivienda… no debemos obviar, que el colectivo migrante que llega a tierras andaluzas, son en su mayoría personas que acuden a buscar una mejor calidad de vida para ellas y sus familias.

El programa se destina a personas extranjeras en exclusión social, a través de un servicio de inclusión social y laboral, a los que se accederá por fases una vez las personas estén preparadas para cada una de ellas.

Lo primero en este programa, es la entrada en las casas de acogida, donde se atenderán las necesidades básicas y de alojamiento de las personas extranjeras en situación de exclusión social severa. Posteriormente se realizará un estudio previo a la entrada en el recurso donde se decretará la idoneidad del ingreso de la persona. Este proceso de inclusión se hará mediante un Plan de Inserción Social, donde se recogerán de manera consensuada los objetivos y actividades que la persona deberá realizar para lograr su plena inserción en la sociedad.

Además del alojamiento, que nos posibilita el trabajo de inserción puesto que tienen cubierta las necesidades básicas, deben seguir, cuando estén preparadas y en función de la situación administrativa, un proyecto de inserción socio laboral. Este proyecto se elaborará con objetivos comunes entre la persona inmigrante y el técnico y tendrá como finalidad la capacitación y el acceso al sistema general de seguridad social o régimen especial, pero fuera de la economía sumergida, en aras de una visión de futuro (pensión, desempleo...) de la que a menudo carecen. Siempre que sea posible y su situación administrativa los posibilite. Si esta situación administrativa impidiera la situación de alta, se tratará de capacitar mediante la formación de la persona, la homologación si la tuviera o la presentación de oferta para su regularización.