Proyecto Integra: Detección, información y acogida en viviendas y recursos para la inclusión de personas y familias en situación de vulnerabilidad y exclusión social y frente al impacto social de la crisis socio sanitario del coronavirus. (Proyecto de continuidad), financiado por el Ayuntamiento de Córdoba.

Integra se caracteriza por la intervención sistémica abordando la situación de exclusión residencial desde la detección de calle hasta la intervención que realizamos en nuestros recursos de alojamiento. Teniendo en cuenta esto y la situación extraordinariamente difícil que estamos viviendo. Desde nuestro punto acerca, hemos atendido a las personas que acuden buscando información. Atendemos y escuchamos lo que las personas necesitan y se procede a derivar dentro de la asociación si existe recurso y este procede o fuera del mismo, si no existe recurso más conveniente a la necesidad.

La información brindada ha estado relacionada con: - Las necesidades básicas de alimento: hemos notados como la crisis está afectando a las familias y ha aumentado el número de familias que se han acercado a este recurso para solicitar información sobre dónde pueden conseguir productos para cubrir las necesidades. - Necesidades básicas de alojamiento: los alquileres e hipotecas impagadas han aumentado notablemente. Hemos detectado como tras la crisis sanitaria, esta situación está aumentando, siendo mayor los impagos y desahucios. - Problemas con las adicciones: aunque estos problemas han existido siempre, hemos detectado una diferente forma de consumo. - Género: son muchos los casos que vienen pidiendo información sobre diferentes problemas derivados del género, como prostitución y violencia. Las personas que han recibido la alimentación son personas en riesgo de exclusión social. Muchas de ellas son inmigrantes con o sin documentación administrativa o que ostentan la condición de refugiado.

Algunos núcleos familiares son unipersonales, notándose más como estos núcleos unipersonales son algo mayor en varones puesto que las mujeres son común que tengan menores a cargo. Otra característica de la población que hemos atendido, es población en riesgo habitacional. Si bien, no todas las personas se encuentran en situación de sin techo, si es cierto que son personas que cuentan a menudo con órdenes de desahucio, impagos de alquileres, condiciones de vivienda o infraviviendas, hacinamiento….

Aunque la mayor parte de las personas que ingresan en las casas son españolas, las nacionalidades más representativas han sido la venezolana y la rumana. Desde nuestra asociación y principalmente desde nuestros hogares hemos realizado talleres con las personas acogidas, principalmente dirigidos a la adquisición de habilidades sociales y personales. Todas las personas que hemos tenido alojadas han participado. Finalmente señalar, que nuestro proyecto se desarrolla desde el lugar que habitan las personas sin hogar o en exclusión residencial por problemas puntuales y temporales; y nuestros recursos de alojamiento y puntos de atención desde donde podemos hacer una atención más especializada y un seguimiento dirigido a la normalización social de las personas beneficiarias.