PROYECTO "AHORA". Respuesta inmediata para la incorporación en viviendas inclusivas temporales para mujeres, hombres y familias en situación de exclusión residencial y frente al impacto social del Covid-19, financiado por la Fundación “La Caixa”.

Nuestro proyecto consiste en facilitar recursos de alojamiento temporal con un enfoque integral, de género, inclusivo e intercultural para personas en situación de exclusión residencial, ampliando el servicio no solo a mujeres que se encuentran en situación de especial vulnerabilidad y sin hogar, también haciendo especial énfasis en personas y familias afectadas por la crisis socioeconómica generada por la pandemia y la situación de pobreza que ya arrastraba la población canaria desde 2007. Nuestro proyecto consiste en abordar la situación de exclusión social actual, como fenómeno multidimensional en el que viven las personas y familias del archipiélago como consecuencia de una crisis que ha provocado un empeoramiento de las condiciones de vida motivada principalmente por la pérdida de renta dado lugar al surgimiento de vulnerabilidades ligadas al espacio vital y su mantenimiento. Nos referimos a los problemas relacionados con la pérdida de la vivienda (hipotecada o en alquiler) por la imposibilidad de pago de la misma, el desempleo y empleo precario que no permite llegar a final de mes, y otros problemas asociados a la situación de exclusión como son las dificultades de acceso e integración de la población inmigrante, la violencia de género.

¿Por qué se ha hecho?: Según la Relatora especial de Naciones Unidas sobre el Derecho a una vivienda adecuada, - “la falta de hogar afecta de manera desproporcionada a determinados grupos, como las mujeres, las y los jóvenes, las niñas y niños, las personas con discapacidad, las y los migrantes y refugiados, las y los trabajadores pobres, a cada uno de diferente manera, pero con causas estructurales comunes. El no contar con un lugar donde vivir es el resultado de circunstancias individuales y de factores sistémicos e institucionales más amplios. El carácter precario de los asentamientos informales y el número elevado de desahucios y expulsiones siguen siendo la causa más importante del sin hogarismo. En muchas ocasiones, en vez de ser atendidos como titulares de derechos por las políticas públicas, los sin hogares/habitantes de calle ven sus derechos violados de forma sistemática (derecho a la salud, a la libertad de circulación, al agua, entre muchos otros) y su permanencia en el espacio público se ve criminalizada. Los objetivos específicos de nuestro proyecto son: brindar acceso a la vivienda a mujeres, hombres y familias en situación de exclusión no solo como alojamiento, también cómo espacio que se relaciona con todos los elementos que conforman el entorno: escuela, transporte público, mercado de trabajo, redes sociales, entre otros. El acceso a la vivienda es un derecho que tenemos que garantizar. Diseñar modelos de integración social para los colectivos de atención de acuerdo al Plan Social de Inclusión con enfoque de género, integral, inclusivo e intercultural. Proporcionar herramientas para inclusión social que permitan mejorar las capacidades formativas, laborales, personales y sociales a través de talleres de formación profesional no certificados, así como talleres grupales que favorezcan el empoderamiento y la autonomía para la vida. Promover actuaciones de acceso a la vivienda de las mujeres y de colectivos vulnerables, mediante políticas públicas hechas con perspectiva de género, espacios de discusión y encuentros con instituciones públicas y privadas, con el fin de mejorar las opciones de incorporación a la vivienda pública y privada.