Programa el impacto social de la ruta de la droga y de crisis socioeconómica por covid-19 en las mujeres madres (familias monomarentales) andaluzas en situación de riesgo y exclusión social.)

Programa el impacto social de la ruta de la droga y de crisis socioeconómica por covid-19 en las mujeres madres (familias monomarentales) andaluzas en situación de riesgo y exclusión social.), financiado por el Instituto Andaluz de la Mujer de la Junta de Andalucía.

El objetivo general de nuestro proyecto es mejorar las condiciones de vida de las familias monomarentales beneficiarias a partir de espacios de acogida convivencia y atención integral que proporcionen herramientas y recursos temporales de información, orientación y acompañamiento social y posibilitar así su inclusión social y normalización del núcleo familiar. El programa consiste en la atención social a mujeres, madres a través de dispositivos de inclusión. A través de estos espacios se fomenta la autonomía y el empoderamiento ofreciendo un entorno seguro, multitarea, y sobre todo diferente al contexto social en el que habitualmente viven. Nuestra entidad cuenta en la región no solo con diferentes programas y proyectos de actuación en el ámbito de la acción social, también contamos con un espacio “oficina de atención social o ingresos” desde donde canalizamos y hacemos una primera evaluación y filtro sobre las necesidades de las personas que acceden. Al tratarse de un programa con plazas limitadas, priorizamos la derivación de los servicios sociales o de otra entidad previo informe social, así como la situación de necesidad. Una vez realizada la evaluación y haya sido favorable, la familia accederá al recurso de alojamiento desde donde se procederá a realizar una primera entrevista con la trabajadora social y se explicará las condiciones de permanencia y protocolos correspondientes para una adecuada convivencia. Es importante entender que no se trata de un recurso de alojamiento sin más, sino de un proceso o itinerario de inclusión con la mujer con hijos/as. De tal manera que durante el tiempo que dure su estadía, ésta tendrá que cumplir con una serie de “obligaciones” en cuanto a participación se refiere, con el fin de responder al objetivo general del proyecto y del proyecto social que trazamos con ellas.

Es importante tener en cuenta que la intervención se realiza con familias monomarentales en situación de exclusión y que por tanto son muchos los factores que hay que reordenar para mejorar la situación tanto de la progenitora como de los menores a cargo. Nuestro objetivo es que las familias permanezcan el menor tiempo siempre y cuando mejoren su situación económica, personal y social a través de un empleo en condiciones y una vivienda individual. Si no es así y se considera que la situación de riesgo permanece latente, continuaremos con la intervención hasta ir paliando y mejorando la situación. Nuestro programa, está dirigido íntegramente a las mujeres, madres que se encuentran en situación desfavorecida, por tanto, aunque no incorporamos medidas específicas para el acceso al mismo nuestro proyecto va dirigido a un porcentaje de la población cuya situación de monomarentalidad, genera discriminación y exclusión a la hora de acceder a un puesto de trabajo, además de enormes dificultades para conciliar el empleo con la vida familiar. Desde la entidad y a nivel institucional, si contamos con el Plan de Igualdad como eje trasversal a todas nuestras actuaciones.