Programa ÍNTEGRA. Detección, información y acogida en viviendas y recursos para la inclusión de personas y familias en situación de vulnerabilidad y exclusión social (Programa de continuidad), financiado por la Xunta de Galicia.

Continuamos con la ejecución de nuestro proyecto que responde y atiende las necesidades básicas de población en situación de vulnerabilidad y exclusión social. Las necesidades concretas son parte de dos grandes situaciones: una crisis socioeconómica preexistente y una crisis socio sanitaria que está generando un impacto social en la población en general y sobre todo en la población más vulnerable de nuestro país y de nuestra región.

Las actividades que se están realizando son:

Nuestro programa de continuidad consiste en el conjunto de actuaciones llevadas a cabo con población en situación de vulnerabilidad y riesgo de exclusión social con el objetivo de poder apoyar el proceso de inclusión social mediante el conjunto de acciones multitarea, tanto en cobertura de necesidades como la derivación a recursos especializados de nuestra entidad como del sistema de recursos públicos normalizados que brinda la región. El proyecto da prioridad a dos espacios: la calle como sistema de habitabilidad de las personas sin hogar, y nuestros recursos de alojamiento que ponemos a disposición como un espacio de primera necesidad y un derecho humano y universal para poder mejorar el proceso de integración social de las personas que están en esta situación de exclusión social o riesgo de estarlo. El proyecto da respuesta a una situación que además en los últimos años ha afectado a un número importante de la población, familias y personas que no alcanzan con los salarios a cubrir el total de sus necesidades básicas, y son expulsados/as del sistema (vivienda, empleo, etc.). También responde a la situación de alarma sanitaria por el Covid-19 y su impacto social en los colectivos más vulnerables como son las personas sin hogar y las personas en situación de riesgo de exclusión residencial; además de aquellas personas que ya se encontraban en una situación de exclusión y pobreza. Nuestra entidad está dando respuesta de manera coordinada con el fin de cumplir todas las medidas preventivas que está crisis nos ha empujado a tener. Estamos hablando de una propuesta que ha tenido que modificar la manera de proporcionar ayuda social y nuestra relación con la población beneficiaria. Actualmente estamos ofreciendo plazas de alojamiento que garantizan a las personas y familias acceder a un recurso habitacional hasta el momento que puedan normalizar su situación o decidan de manera voluntaria abandonarlo porque se incorporan socialmente a través de diferentes recursos que complementarían su situación.

Nuestra metodología se caracteriza por ser integradora, sistémica y participativa-concertada y está basada en 3 conceptos que favorecen el proceso de inclusión:

  • Factor tiempo. Porque entendemos que la inclusión social de las personas es un proceso de medio a largo plazo que viene determinado por factores externos sociales, económicos, así como interno, como las propias habilidades sociales innatas como adquiridas. Y teniendo en cuenta el contexto social actual, tenemos que decir que tanto la incorporación a un puesto de trabajo, a una vivienda, es difícil, por ello a través de nuestros recursos de alojamiento favorecemos una búsqueda coherente con la realidad descrita.
  • Acompañamiento social. Nuestro programa garantiza que las personas beneficiarias cuenten con el apoyo social de un equipo con experiencia que los va a acompañar desde su entrada en nuestro proyecto hasta que normalicen su situación socio económica.
  • Herramienta PII (P. Inserción social) concertado con el usuario/a. Nuestra intervención parte de la necesidad de planificar de manera consensuada, concertada con los beneficiarios/as su itinerario de inclusión.

Las actividades que se están realizando son: