Proyecto de actuación humanitaria: respuesta habitacional y de recursos de primera necesidad en córdoba frente al codvid-19 para para personas sin hogar y en crisis habitacional., financiado por el Instituto Provincial de Bienestar Social de la Diputación de Córdoba.

Continuamos con el proyecto que responde a la situación de alarma sanitaria por el Covid-19 y su impacto social en los colectivos más vulnerables.

Nuestro proyecto y los antecedentes del proyecto nos han permitido identificar las siguientes necesidades, de acuerdo con el análisis realizado y a raíz de las demandas de las personas y las derivaciones que nos hacían llegar, han sido: 1. La necesidad de alimento: Una de las necesidades más sentidas de la población, es la dificultad para acceder a alimentos, muchas de las familias estaban becadas y sus hijos/as podían comer en el colegio, lo cual el coste de la canasta alimentaria se reducía, por lo que brindar alimentos a través de la red de solidaridad que se ha puesto en marcha se ha convertido en un recurso indispensable, y es precisamente lo que estamos haciendo entregar diariamente alimentos a las familias y personas que más lo necesitan a través de puntos de reparto. 2. La necesidad de un alojamiento: otra de las necesidades que se han identificado y que de alguna manera ha evidenciado el número de personas en situación de calle, es el que nadie pueda encontrarse en las calles, y no solo nos referimos a las personas sin hogar, también a las personas que sobrevivían al día y conseguían recursos para poder pernoctar; y los extranjeros/as que no han podido viajar a sus países de orígenes. Por esta situación nuestra entidad ha puesto a disposición sus centros de acogida para personas en situación de exclusión habitacional y sin hogar. 3. La necesidad de apoyo emocional: El impacto emocional que está permeando en nuestra población está requiriendo de una gran reparación, las perdidas sin despedidas, el aislamiento social, la perdida de trabajo, son necesidades que están generando un gran daño a nivel social. 4. La necesidad de coordinación de los recursos existentes/necesarios: Finalmente, las soluciones y las respuestas ante cualquier crisis se responden a través de una coordinación eficiente, transparente. Por ello nuestra entidad se ha puesto al servicio de las instituciones para que conozcan nuestra capacidad de actuación y los recursos con los que contamos para que se destinen donde sea necesaria la ayuda.

Ante este escenario, es importante contar con los mismos recursos y mantener los dispositivos que brindamos para apoyar a todas aquellas personas que lo que necesitan es tiempo, acompañamiento para reintegrarse en la sociedad. Ahora más que nunca, estos dispositivos permiten facilitar un recurso de primera necesidad, un derecho fundamental a las personas y familias sin hogar, pero también a aquellas que circunstancialmente por esta crisis sociosanitaria están padeciendo. Además, nuestros dispositivos, no solo ofrecen un techo, también un desarrollo integral, donde el tiempo, el acompañamiento y la atención son claves en el proceso de incorporación social para la inclusión.