El proyecto: ¿Qué cómo?: Alimentación y mejora de los hábitos de vida saludable para niños, niñas y mujeres de La Comunidad de La Enconada. Financiado por la comunidad de Madrid y realizado por Remar España y Remar Bolivia, consiste en mejorar la nutrición, competencias y desarrollo integral mediante formación, alimentación sistemática y equilibrada destinada a mujeres, adolescentes e infantes de la Comunidad de La Enconada, Municipio de Cotoca en el Departamento de Santa Cruz, Bolivia.

 

El proyecto: ¿Qué cómo?: Alimentación y mejora de los hábitos de vida saludable para niños, niñas y mujeres de La Comunidad de La Enconada. Financiado por la comunidad de Madrid y realizado por Remar España y Remar Bolivia, consiste en mejorar la nutrición, competencias y desarrollo integral mediante formación, alimentación sistemática y equilibrada destinada a mujeres, adolescentes e infantes de la Comunidad de La Enconada, Municipio de Cotoca en el Departamento de Santa Cruz, Bolivia. Beneficiando a un total de 150 personas las cuales se desagregan de la siguiente manera: a) 78 niños, niñas y adolescentes entre 4 a 15 años de edad, en pertenecientes a la Escuela Germán Bosh de La Enconada. b) 15 mujeres en proceso de rehabilitación entre 15 y 47 años de edad; y 14 niños y niñas entre 9 meses y 13 años de edad, junto a su madre. c) 43 madres de los niños y niñas pertenecientes a la Escuela Germán Bosh única unidad educativa en la zona. El proyecto contempla que en el transcurso de 18 meses lograr tres resultados: a) Recuperada la soberanía alimentaria reconocida como derecho básico de disponer de alimentos dignos, saludables y asequibles de 102 personas en la Comunidad de La Enconada. Municipalidad de Cotoca, Santa Cruz de la Sierra. b) b) Mejorada la nutrición, los hábitos alimenticios y estilo de vida saludable de 102 personas en la Comunidad de La Enconada. Municipalidad de Cotoca, Santa Cruz de la Sierra. c) Mejorados los espacios para recibir una alimentación saludable en condiciones de higiene y salud.

 

 

 

El proyecto planteado se inserta en La Comunidad rural de La Enconada con 2.190 habitantes donde estudiantes y apoderados de La Escuela Germán Bush y el socio local, Remar Bolivia, vienen trabajando juntos hace aproximadamente tres años en temas alimentarios especialmente para estudiantes pertenecientes a la Escuela. Han trabajado conjuntamente para que el espacio de comedor que en estos momentos y desde hace tres años funciona de manera improvisada, al aire libre y en el terreno del socio local se pudiese transformar en un punto de la zona que se relaciones con hábitos de vida y alimentación saludable. El socio local, la dirección del colegio y las apoderadas han visto en este espacio una posibilidad de desarrollo comunitario que si se alcanzan los resultados esperados tendría un gran impacto en La Enconada. Lo plantean como un espacio que brinde a la comunidad las condiciones de higiene y equipamiento necesarias para dar el servicio de comedor, un área de talleres y una huerta para fortalecer la cohesión social entre los miembros de la comunidad en torno a la alimentación saludable, además busca desarrollar la organización comunitaria para que el comedor sea operado por personas de la misma comunidad, buscando que la misma logre su apropiación y sostenibilidad.

 

 

 

El proyecto contempla 3 productos. Primero, la edificación y equipamiento del comedor comunitario 135, 25 M2. Segundo, el levantamiento de una huerta de 25x25 M2 que será atendida por las madres de los infantes y también por las mujeres de la Casa Hogar, dicha huerta abastecerá de vegetales a comedor. Ambas instalaciones servirán para el tercer producto, que consta de procesos formativos y capacitación para los tres grupos beneficiarios del proyecto, en alimentación y hábitos de vida saludable para mejorar y recuperar la seguridad alimentaria digna, de calidad y accesible, y así desarrollar habilidades para la empleabilidad en gastronomía y alimentación, abriendo oportunidades de mejora de la calidad de vida. El proyecto tiene 4 fases: construcción, equipamiento, formación y desarrollo. En esta última se consolida la sostenibilidad y apropiación del proyecto por parte de las personas beneficiarias.

El proyecto ha completado las primeras dos fases y el comedor benéfico está funcionando y sirviendo a los más necesitados de la comunidad. ¡Gracias Comunidad de Madrid!.