Rehabilitación de adictos a las drogas.

 

En ESPAÑA Remar mantiene hogares destinados a la rehabilitación de personas con problemas de drogas, donde se desarrolla el programa de desintoxicación, rehabilitación y reinserción.El programa REMAR está estructurado en estas tres fases:

PRIMERA FASE ( Desintoxicación – Recuperación) Es la fase de deshabituación que comprende un período de dos meses en promedio (dependiendo de la actitud y evolución del interno), en lugares alejados de la ciudad.

  • La desintoxicación física y síquica.
  • El reconocimiento de la problemática y sus causas en el ámbito individual.
  • El establecimiento de una estrategia para la resolución de la problemática.
  • La adquisición de una auto disciplina en cuanto a hábitos de higiene, alimentación comportamiento, horarios, entre, otros.
  • Establecimientos de relaciones sociales básicas y de actuación grupal.
  • Restablecimiento de valores morales y éticos.

 

SEGUNDA FASE ( Rehabilitación) Los internos tienen mayor contacto con el mundo exterior, ya que no se encuentran totalmente aislados. Están autorizados en las actividades que realizan y comienzan a desarrollar trabajos según sus profesiones, aspiraciones y talentos, desarrollando actitudes favorables para una pronta reinserción.

Es la fase donde se realizan terapias de grupo, se sigue tratando directamente con la persona, se inicia un acercamiento familiar, realizando visitas con previo aviso al responsable del centro donde vive. Es una fase donde se alcanza una base mínima de:

  • Autodisciplina personal, ya que se le enseñan normas de aseo personal, limpieza y orden del cuarto, limpieza exhaustiva de la cocina, diligencia y perseverancia en los trabajos y tareas. Se puso especial énfasis en el orden, buscando que la persona se organice, tanto en su escala de valores, como en sus propias pertenencias.
  • Desarrollo de la propia dignidad y autoestima, realizando trabajos que vayan con la persona, desarrollando sus capacidades y cualidades, trabajos de su profesión como carpintero, comenzando un contacto con la sociedad en trabajos como las ventas, oficinas, transporte de vehículos, mecánica, pintura, recogida de muebles, etc.

  

 

TERCERA FASE (Reinserción) 

En esta fase es donde se inicia a la persona en la toma de responsabilidades y en trabajos, o sobre personas, siempre dependiendo de sus características y aspiraciones, las cuales ha de desempeñar primeramente en el centro, para que después pudiera realizar trabajos en la calle, con un nivel profesional óptimo. Estos trabajos prueban y forman a las personas, dándoles márgenes de confianza que ayudan a elevar su auto estima y participar en las cargas de la comunidad.

Las personas que carecen de oficios, son ejercitadas en diferentes talleres de formación profesional, carpintería, cerrajería, pintura, informática, contabilidad y administración, mecánica, audiovisual, etc. Jóvenes que perdieron su oportunidad de aprender un oficio en el tiempo oportuno, ahora han superado esa deficiencia en su vida y pueden afrontar la vida de una manera diferente al aprender un oficio práctico y útil para su desenvolvimiento en la sociedad.

Tras superar esta fase de reinserción, muchas personas deciden dedicar sus esfuerzos a ayudar a otras personas que acuden a los centros con la misma problemática y necesidad con que ellos un día acudieron. Gracias a su fuerza de voluntad y entusiasmo, demuestran que han dado un cambio de rumbo definitivo a su vida, dejando atrás una experiencia dramática, experiencia que por otra parte es su mejor aliada a la hora de ayudar a personas que ingresan con los mismos problemas que ellos están logrando superar.