Inserción

Nuestras empresas buscan principalmente la calidad de vida de los trabajadores acogiendo y reinsertando a través de apoyo pedagógico, moral y espiritual, a personas con dificultades de inserción.

La mayoría de las personas que participan en estas empresas están ingresadas en los centros Remar en programas de reinserción, madres solteras, personas desfavorecidas, sin recursos, sin techo… pero también muchos voluntarios… que dedican sus esfuerzos para recaudar fondos y alcanzar rentabilidad en estas empresas para el sostenimiento de la obra social en el tercer mundo.

Por ello, en nuestras empresas, favorecemos procesos de inserción con personas "normalizadas" voluntarias con colectivos desfavorecidos para no crear centros estigmatizadores.
Como colectivos prioritarios a insertar, y que anteriormente hemos denominado como desfavorecidos, podemos enumerar los siguientes:

  • Minusválidos físicos, psíquicos y sensoriales.
  • Personas sometidas a tratamiento de desintoxicación de alcohol o estupefacientes.
  • Los condenados a penas privativas de libertad favorecidos por las medidas alternativas previstas por las leyes.
  • Inmigrantes, desplazados.
  • Desempleados sin recursos personales.
  • Mujeres con cargas familiares.
  • Minorías étnicas.
  • Otras personas sujetas a reinserción social.



Personas comprometidas se encargan de la venta de muebles nuevos o de segunda mano.


Compramos y alquilamos naves o
establecimientos para la venta de muebles.